El Filial se tiene que conformar con el empate

E Andorra B sumó un punto en su visita en el campo del Pardinyes en un partido lleno de alternativas en el marcador. Los tricolores se avanzaron con el 0-1, pero vieron como los locales le daban la vuelta al partido… al final, un gol de Àlex Rente de penalti salvó un punto por los visitantes.

Desde el inicio, el Filial vio que tendría que enfrentar un partido muy duro, con un nivel de intensidad alto y un rival que esperaba en campo propio para mirar de aprovechar cualquier error visitante y hacer daño a través de balones largos a su delantero. Y en una de estas, en el minuto 20′, el Pardinyes disfrutó de una ocasión magnífica para abrir la lata: en el uno contra uno ante Julián, pero, el atacante local cruzó demasiado la pelota.

Pasado el susto, el Andorra B siguió probándolo y finalmente encontró el premio antes de la media hora de juego, cuando Tozé aprovechó el rechazo de un fuerte chut de Matos para anotar el 0-1. El gol parecía que tendría que obligar al Pardinyes a abrirse y que los tricolores lo podrían aprovechar para acabar de hacer daño, pero la fortuna no le sonrió al conjunto de Josep Linares y en una pérdida de balón visitante, los leridanos hicieron el empate (40′).

En la reanudación, el partido siguió con un guion similar al de los primeros 45 minutos, pero esta vez fue lo Pardinyes el primero en golpear. En otro error en la salida de la pelota, los locales se avanzaron en el marcador después que Imanol rematara al fondo de la red un centro lateral (67′).

Los de la Terra Ferma tenían el partido donde querían, pero el Filial no se rindió, dio un paso adelante y bien pronto encontró el premio a su valentía cuando el árbitro señaló penalti por unas manos de un defensa local. Desde los once metros, Àlex Rente no falló y consiguió un 2-2 que ya sería definitivo.

#SomTricolors