ES
Primer Equipo

Un empate con buenas sensaciones

El buen ambiente en las graderías lo ha sabido trasladar el equipo con un gran partido sobre el terreno de juego. Sin embargo, el Andorra ha tenido que remontar el gol visitante en una jugada desafortunada y solo ha podido sumar un empate en un duelo en el que los tricolores han sido valientes y habrían podido merecer un poco más de suerte en el resultado final.

La primera parte ha sido totalmente del Andorra, ante un Espanyol que sólo se ha acercado en una ocasión a la portería de Dani. Los tricolores, en cambio, han dominado y han tenido ocasiones para adelantarse en el marcador. La más clara, un cabezazo de Manu Nieto al palo, pero antes Lobete había estrellado su disparo en el cuerpo de un defensa y unos minutos más tarde, lo ha probado otra vez Manu pero ha salvado bien a Pacheco. El Espanyol ha amenazado en un pase a la espalda de la defensa que ha salvado muy bien Vilanova antes de que Braithwaite armara la pierna. La única mala noticia del primer tiempo ha sido una nueva lesión de Martí Vilà.

En el segundo tiempo, el Espanyol ha salido más valiente y le ha conseguido quitar un poco más el balón al conjunto tricolor. Sin embargo, el primero en probarlo ha sido Lobete, con un disparo que ha parado en dos tiempos Pacheco. En la otra área, Expósito ha finalizado una rápida transición con un disparo sin mucho peligro. Un minuto después, la ha vuelto a tener Lobete, pero el gol ha llegado a la otra portería en una jugada de auténtica mala suerte. En un centro sin aparente peligro, Pampín se ha introducido el balón en su portería y los blanquiazules se han adelantado en el marcador. Lejos de hundirse, el Andorra ha cogido el toro por los cuernos y ha ido a buscar el empate. En la jugada posterior al gol, Ramón ha salvado sobre la línea un gol cantado de Lobete y unos minutos después, un disparo de Iván Gil se ha envenenado en la espalda de Manu Nieto pero el balón ha salido por encima del travesaño.

Hasta que en el minuto 83 ha llegado el merecido gol del empate. En una jugada de paciencia, Petxa se ha internado dentro del área y ha servido un centro milimétrico para que Iván, con un remate de cabeza desde dentro del área pequeña, anotara el 1-1. El gol ya sería definitivo porque más allá de un disparo alto de Pampín en casi la última jugada del duelo no ha pasado nada más cerca de las áreas.

#SomTricolors