ES
Primer Equipo

El fútbol ha sido muy cruel

Pocas veces esta temporada un equipo ha hecho tanto y se ha llevado tan poco. El Andorra ha sido inmensamente superior al Cartagena en un duelo que se preveía igualado pero que sólo ha tenido un color... el problema es que el fútbol no siempre es justo con quien más se lo merece y en esta ocasión ha sido especialmente cruel: los tricolores han tenido todas las ocasiones menos la última, cuando en el último minuto de juego, una jugada desafortunada ha dado la victoria al conjunto visitante.

A pesar de un aviso inicial de los murcianos en una acción invalidada por fuera de juego, el conjunto de Eder Sarabia ha cogido muy pronto las riendas del juego y ha empezado a tener ocasiones. Tras un par de llegadas, una gran jugada de Mika Mármol ha acabado con una extraordinaria parada del portero Aarón Escandell a tiro de Bakis. Sería la primera parada, pero ni mucho menos la última. Cinco minutos después ha vuelto a topar Rubén Bover con el meta local, en el 27' ha rematado Mika alto y, en el 36', Aarón no ha podido blocar un cañonazo de Jacobo pero ni Bakis ni Pampín han sabido aprovechar el rechazo. Y aún antes del descanso, lo ha vuelto a intentar Iván Gil desde fuera del área.

En la reanudación no ha variado nada el guión del partido y, nada más empezar, Alti ha vuelto a amenazar con un disparo lejano. Aguado, en el 55', ha hecho volar de nuevo a Aarón, más tarde Germán ha disparado alto y, justo después, Iván Gil ha topado con la mano del portero visitante y el palo y Bakis ha marcado pero en fuera de juego. Por su parte, el efesé ha tenido su único disparo a portería en un remate de Calero que ha parado Lizoain en dos tiempos.

En los últimos veinte minutos, el Andorra ha detenido su producción ofensiva pero aún así ha seguido teniendo el dominio del juego. Y cuando parecía que se tendría que acabar conformando con un punto, ha llegado el golpe final. En el minuto 93', un malentendido terminó con Jansson haciendo, a placer, el gol del triunfo visitante.

#SomTricolors