Primer Equipo

El Andorra se reencuentra con el triunfo en un gran partido

Buena victoria del Andorra que ha vencido el filial del Sevilla en un partido que ha habido que masticar pero que se ha acabado resolviendo en un segundo tiempo donde los tricolores han sido netamente superiores. Marc Fernández ha abierto la lata justo después del descanso y Diego ha cerrado un marcador que habría podido ser mucho más amplio en el tramo final.

La primera parte ha tenido muy poca historia. Acostumbrados al Estadi Nacional a vivir partidos de ritmo alto y aproximaciones a las áreas, los primeros 45 minutos contra el filial del Sevilla han sido bastante aburridos y sin muchas opciones de romper la igualada. De hecho, la única oportunidad, que todo sea dicho ha sido muy clara, la ha tenido Iván Gil después de una buena jugada de Marc Fernández. El disparo del ‘21’, desde el área pequeña, lo ha salvado el portero Alfonso con una gran mano.

Antes, el duelo había sido bastante igualado: durante los primeros 15 minutos, ambos equipos se han disputado la posesión de la pelota, si bien es cierto que con el paso del tiempo, los tricolores han conseguido trasladar el partido a campo rival. Muy bien plantados los visitantes, pero, al Andorra le ha costado encontrar la manera de penetrar la defensa rival. Más allá de la ocasión mencionada de Iván Gil, en el minuto 17, una buena internada de Alti no ha encontrado rematador, mientras que el mismo Altimira, lo ha probado unos minutos después con un tiro fácil para Alfonso.

El segundo tiempo, pero, ha sido una cosa muy diferente: desde el inicio el Andorra ha salido con una marcha más y bien pronto se ha visto traducido en el marcador. Primero, al 48’, Rubén Bover lo ha probado con un disparo demasiado centrado, y tres minutos después ha llegado el gol cuando Marc Fernández ha recogido el rechazo del portero después de un potente chut de Iván Gil para abrir la lata.

Con el 1-0, los tricolores todavía se han animado más y en la jugada prácticamente posterior, Rubén Bover ha topado con el palo después de una centro-chut que se ha ido envenenando. Eran los mejores minutos del Andorra, que tenía el partido donde quería. El Sevilla Atlético, que en el primer tiempo había amenazado en algún tímido contragolpe, casi no se ha acercado a la portería de Nico Ratti en la reanudación. Y cuando ha podido, los conjunto tricolor ha sentenciado: en el 75’, Diego González se ha impuesto a la defensa para hacer, de cabeza, el gol de la tranquilidad.

Y es que el último cuarto de hora ya no ha tenido mucha historia. Los locales habrían podido ampliar todavía más la ventaja con ocasiones de Sergio Molina i David Martín, pero el marcador no se ha movido y el Andorra ha podido celebrar una nueva victoria en casa después del tropiezo contra el Villarreal B de hace dos semanas.

#SomTricolors