Base

Victoria de prestigio del Cadete en el campo del Balaguer

El Cadete se encuentra en un momento dulce de la temporada y el sábado sumó la quinta jornada sin perder –cuatro victorias y un empate–. Lo hizo en el siempre complicado campo del Balaguer, en un duelo que tuvo que sudar hasta el final pero en el cual se mostró siempre muy serio y concentrado.

En el primer tiempo, todo hay que decirlo, los locales fueron ligeramente superiores. A los tricolores les costó contrarrestar el juego directo de los de la Noguera, a pesar de que al contragolpe el Andorra disfrutó de alguna ocasión clara para abrir la lata. Por su parte, los locales tuvieron también su gran oportunidad en un penalti riguroso que Alejandro paró con una intervención providencial.

En la reanudación, el Andorra salió con otra cara y consiguió trasladar el juego a campo rival. Los de Balaguer seguían asediando la portería de Alejandro a través de balones colgadas al área, pero defensivamente el conjunto de Joel Paredes se mostró muy seguro. Y además, apenas a los 4 minutos, se encontró con un gol de Adrià Vila en una acción de estrategia. El gol sirvió para dar todavía más alas a los tricolores, que vivieron entonces sus mejores minutos. Y en el 62', Adrià Martí se sacó de la manga una genialidad para doblar la ventaja cuando recibió la pelota, se deshizo de dos rivales y enganchó un trallazo desde casi 30 metros que dejó sin respuesta el portero local.

A partir de aquí, viendo que el partido se le escapaba, el Balaguer volvió a dar un paso adelante y volvió a apretar, atacando el área con muchos jugadores. El Andorra siguió mostrándose muy seguro y serio detrás, pero con el gol de falta directa de los locales a falta de cinco minutos todo se complicó. Había que resistir como fuera, y el equipo lo consiguió. Alejandro volvió a ser decisivo con una mano salvadora, y en el 79', en un contraataque conducido por Adrià Martí, Pedro hizo la sentencia.

#SomTricolors