Primer Equipo

Una mala primera parte condena al Andorra

Duro tropiezo del Andorra, que se ha ido de vacío del campo del Betis Deportivo en un partido que ha quedado marcado por unos primeros 45 minutos desastrosos del conjunto tricolor. Así, a pesar de que en la reanudación los de Eder Sarabia han intentado reaccionar, el 3-0 al descanso ha sido demasiado y el equipo se ha quedado corto en el intento de remontada.

Primera parte para olvidar del Andorra, que se ha encontrado un filial verdiblanco muy bien plantado y que ha sabido aprovechar los espacios que ha dejado el conjunto tricolor atrás. Y es que a pesar de que Zourdine ha tenido la primera oportunidad del partido en el minuto 7, en una buena jugada individual que ha acabado con un disparo desviado, todo se ha empezado a torcer un minuto después cuando el colegiado ha pitado penalti por unas manos dentro del área que el local Callejón no ha perdonado.

A partir de aquí, el Andorra se ha intentado hacer con el control del partido y empujar el Betis hacia su portería y, después de unos minutos de circulación lenta, lo ha conseguido. Del 25’ al 35’, los tricolores han movido la pelota con intención cerca del área rival y, a pesar de que sin ocasiones, parecía que el duelo empezaba a encaminarse hacia donde el equipo quería. Hasta que en el 35’, en un servicio de esquina, Cardoso se ha impuesto en el primer palo y ha hecho un 2-0 que ha dejado al equipo muy tocado. Porque aún antes del descanso, los andaluces han acabado de hurgar en la herida con el tercero, obra de Baena al aprovechar una pérdida de pelota en zona comprometida (40’).

Con un 3-0 en contra y mucho por remar, el Andorra ha salido a la reanudación con otra cara, dispuesto a intentar una remontada casi impensable. Y ha empezado con muy buen pie volcando el juego a campo contrario y asediando la portería rival casi desde el inicio. Así, en los primeros cinco minutos, Zourdine y Marc Fernández han disfrutado de dos buenas oportunidades para recortar distancias, un gol que ha acabado llegado en el 57’, después de una buena combinación entre David Martín i Martí Vilà que ha acabado con el 3-1 del extremo. Después de la diana, los tricolores han entrado en ebullición y el partido se ha convertido, todavía más, en un monólogo visitante. Hasta que cinco minutos más tarde, Sergio Molina ha luchado una pelota dentro del área que finalmente le ha acabado cayendo a Adri Vilanova. El central ha controlado con el pecho y ha fusilado el portero para hacer el segundo y dar esperanzas al conjunto del Principado.

Parecía entonces que la remontada estaba más cerca que nunca. En el 65’ y el 67’, Marc Vidal ha salvado el 3-3 en disparos de Zourdine y Rubén Bover, de falta, y en el 72’, el portero verdiblanco ha vuelto a ser decisivo al evitar el que habría podido ser uno de los goles de la temporada. Vilanova ha cogido la pelota en medio del campo y, después de una larga conducción superando rivales, se ha topado con el último obstáculo que tenía, un Marco Vidal que ha salvado muy bien su tiro con una buena intervención. Todavía un minuto después, Héctor ha disparado ligeramente desviado y, a partir de aquí, la efervescencia visitante se ha ido apagando. El filial del Betis ha sabido calmar el partido y solo Manu Nieto, en el añadido, ha vuelto a estar cerca de anotar el empate.

#SomTricolors