ES
Primer Equipo

Una derrota que duele

El Andorra ha sido superior en la visita del Leganés al Nacional, se ha puesto dos veces por delante pero ha acabado cayendo por culpa de un penalti en el tiempo añadido. Al final, a pesar de hacer méritos para sumar al menos un punto, los tricolores marchan de vacío en un duelo en el que han hecho más cosas bien que el líder pero que no han sabido competir en los momentos decisivos.

El primer tiempo ha sido bastante tranquilo, aunque si alguien ha dominado ha sido el Andorra. Iker Benito, muy activo en este primer tiempo, ha provocado las dos primeras llegadas, mientras que Rubén Bover no ha conseguido darle suficiente fuerza al remate tras un excelente pase largo de José Marsà. El Leganés, por su parte, no se ha acercado a la portería de Dani Martín en los primeros 45 minutos.

Si el primer tiempo ha estado calmado, el encuentro se ha animado nada más empezar la reanudación. En casi la primera jugada tras el descanso, José Marsà ha dividido, Jandro ha conducido y ha clavado un disparo ajustado al palo para abrir el marcador. El Andorra, sin embargo, no le ha dado continuidad y, en un córner, el Leganés ha hecho el empate (62'). A partir de ahí todo ha enloquecido. Lo ha probado Iván Gil, demasiado cruzado, ha replicado Franquesa con un disparo que ha salvado Dani Martín, mientras que Scheidler y Pampín no han encontrado el fondo de la red en una doble ocasión clarísima. En aquella jugada, sin embargo, el árbitro terminó señalando penalti por manos tras consultar al VAR e Iván Gil ha vuelto a adelantar a los tricolores en el marcador (76').

La alegría, sin embargo, no ha durado ni un minuto y, nada más servir de centro, los madrileños han vuelto a empatar en una rápida jugada. A pesar del golpe, los de Eder Sarabia han tenido las siguientes dos llegadas al área rival, en dos ocasiones muy claras. La primera, en un pase milimétrico de Pastor al que Iván ha llegado demasiado forzado y, en el 83', Scheidler ha tenido una clarísima con un cabezazo que ha salvado Diego Conde con una mano estratosférica.

Por su parte, el Leganés sólo ha necesitado una jugada aislada en el tiempo añadido para provocar un penalti que Diego García ha transformado en el 2-3 definitivo.

#SomTricolors