Primer Equipo

Un primer tiempo redondo para sumar los tres puntos en Tarragona

Después de dos partidos no muy buenos, el Andorra ha demostrado su personalidad en un partido redondo en el campo del Nàstic. Los de Eder Sarabia han hecho, sobre todo, unos primeros 45 minutos brillantes para dejar el partido sentenciado con tres dianas. En la segunda, el Nàstic ha dado un paso adelante pero el triunfo no ha peligrado en ningún momento.

La primera parte de los tricolores ha sido excelente. También es cierto que empezar con un penalti a favor, provocado por Manu Nieto y transformado por Marc Fernández, siempre ayuda, pero la actuación del Andorra en los primeros 45 minutos ha estado espectacular. Y es que después del 0-1, el equipo no se ha tirado atrás y, a través del control total de la pelota, ha seguido buscando la portería de Manu García una y otra vez. Hasta cuatro veces ha obligado el conjunto tricolor a intervenir al portero local en los primeros veinte minutos con disparos de Marc Fernández, Manu Nieto, por partida doble, y Héctor Hevel.

Pasado el vendaval inicial, el duelo ha bajado un poco de ritmo, con un Nàstic que ha conseguido cortocircuitar el ataque tricolor. Aun así, cada vez que los hombres de Eder Sarabia conseguían superar la presión grana llegaban con peligro al área rival. Pero el 0-2 ha llegado en una jugada con un pelín de fortuna: Adri Vilanova se ha visto obligado a salir de la presión con un pase en largo y Manu Nieto ha aprovechado una indecisión del central para regatear el portero y hacer el segunda a placer (31’).

Manu Nieto estaba siendo una pesadilla para los centrales locales y ha acabado de completar su gran actuación en el primer tiempo con otro gol. Después de un excelente contraataque, Martí Vilà ha puesto la pelota al área y el delantero andaluz, con un cabezazo cruzado, ha vuelto a enviar el balón al fondo de la red (34’). Antes del 45’, el Andorra ha sufrido el único susto del primer tiempo cuando Pedro Martín, a portería vacía, no ha llegado por un pelo a empujar la pelota.

Visto el susto de antes del descanso, la ventaja en el marcador y con el recuerdo muy presente del que pasó el año pasado, el Andorra ha salido a la reanudación dispuesto a controlar el partido. El Nàstic, por su parte, ha dado un paso adelante lógico y ha conseguido que el juego pasara mucho más en campo tricolor, pero Nico Ratti ha seguido viviendo bastante tranquilo. De hecho, la primera ocasión clara grana no ha llegado hasta el minuto 65, en una desconexión defensiva que a punto ha estado de costar cara: el remate de tijera de Fran Carbia se ha ido rozando el palo.

Pero en los momentos de más sufrimiento, el Andorra lo ha cortado de golpe con un rápido contragolpe que a punto ha estado de acabar con el cuarto cuando el remate de Eudald ha tocado al palo, a la espalda del portero y otro vez en el palo. Y de aquí hasta el final muy poca cosa: un par de remates del local Pablo Fernández, bastante activo en el segundo tiempo, y una ocasión clarísima de Iván Gil.

#SomTricolors