Primer Equipo

Un buen punto en el Estadio Balear

Reparto de puntos en Palma de Mallorca entre el Atlético Baleares y el Andorra que lo deja todo igual en la zona noble de la tabla. Los tricolores se han avanzado en el primer tiempo con un nuevo gol de Marc Fernández, el cuarto en los últimos cinco partidos, pero un penalti justo iniciar la segunda mitad lo ha cambiado todo: el Andorra, pero, ha sabido resistir los momentos de empujón local e incluso ha disfrutado de una ocasión clarísima para llevarse el triunfo.

Primera parte de desgaste del Andorra, que ha tenido que tirar de paciencia ante un conjunto local muy bien colocado sobre el terreno de juego y que dejaba muy pocos espacios a partir de tres cuarto de campo. Así, después de unos primeros minutos igualados con un Atlético Baleares que intentaba hacer daño a través de pelotas largas directas a Vinicius Tanque, los de Eder Sarabia han tenido su primera amenaza con un disparo de Rubén Bover que ha salido rozando el palo (15’).

A pesar del primer chut, el duelo ha seguido bastante igualado, pero los tricolores, hoy de coral, se sentían cómodos con la pelota y superaban con cierta facilidad cada intento de presión alta local. Y de hecho, así ha llegado el gol, en la siguiente gran ocasión del Andorra: en una jugada que ha empezado en los pies de Nico Ratti, Sergio Molina ha habilitado en el vértice del área a Marc Fernández, que ha conducido y ha definido al fondo de la red. Con el gol, los visitantes han cogido confianza y en otra larga jugada de combinación, René ha tenido que sacar la mano para salvar el segundo de Marc. Por su parte, los baleares han tenido su primera ocasión en una gran jugada de Dioni (44’).

Pero las buenas sensaciones del primer tiempo pronto se han acabado cuando en el minuto 53, el árbitro ha pitado penalti de Dani Morer en un saque de esquina. Dioni no ha perdonado y los balearicos han vivido, a partir de entonces, sus mejores minutos. Antes del gol, Héctor Hevel había hecho lucir a René con un potente lanzamiento de falta, pero la siguiente oportunidad clara visitante no ha llegado hasta el minuto 77, cuando Martí Vilà se ha encontrado con una pelota muerta dentro del área, pero su disparo ha salido alto.

Eso sí, los locales, a pesar de un tramo de empujón después del gol del empate, tampoco han tenido muchas opciones claras más allá de un disparo alto de Pastrana. De hecho, quien ha disfrutado de la oportunidad más clara para decantar la balanza ha sido Rubén Enri. En el último minuto del tiempo reglamentario, el delantero ha podido dar el triunfo al Andorra con un disparo desde la frontal que ha salido demasiado cruzado.

#SomTricolors