Club

Emili Vicente, un referente tricolor

El FC Andorra quiere reconocer la labor del técnico de la Seu d’Urgell homenajeando su figura en un acto el domingo a las 12h antes del inicio del partido contra el Lleida Esportiu, club que también fue entrenado por Vicente.

Emili Vicente, como entrenador del FC Andorra
Desde su fundación en 1942, el FC Andorra ha tenido un gran número de entrenadores. Desde el banquillo, ya sea en la Borda Mateu o en Prada de Moles, siempre ha existido la figura de un líder que guiara los jugadores tricolores en el césped. Emili Vicente llegó al Andorra la temporada 2016-2017, con el equipo en 1ª División Catalana y rápidamente se convirtió en un técnico de referencia dentro del vestuario.Pero el técnico nacido en La Seu d’Urgell no solo fue el líder del fútbol tricolor, Emili Vicente trascendía a todo esto. “Cuando llegó Emili se preocupó por todos nosotros. Todos los días se preocupaba para que tuviésemos ropa para entrenar, se interesaba por nuestro estado de ánimo, nos ayudaba a encontrar trabajo. Era como un padre para nosotros”, explica emocionado Ludovic Clemente, hoy capitán del primer equipo tricolor y uno de los hombre de confianza de Vicente en su etapa.Realmente no hace falta estar mucho tiempo por las instalaciones de Prada de Moles para notar que Emili Vicente tuvo suficiente con una temporada para dejar un legado gigante. “Si tuviese que elegir un entrenador icónico, lo escogería a él. Era un diez como persona”, afirma Alex Martínez, uno de los jóvenes andorranos del primer equipo. “Por su filosofía y todo lo que hablábamos con él, se ha convertido en un referente”, coincide Ludo con su compañero.“Más que un gran entrenador, que lo era, lo que destacaremos de él es que era una gran persona. Se preocupaba cuando estabas lesionado o si tenias un problema familiar. Era una persona excepcional”, explica Jaume Nogués, director deportivo del FC Andorra, que también fue dirigido por Vicente en el CF Balaguer.El FC Andorra recordará en un acto minutos antes del inicio del partido contra el Lleida Esportiu la figura de Emili Vicente entregando a su familia un marco con los brazaletes dedicados a su memoria con el lema “Hay que seguir”, símbolo de su legado, así como una camiseta tricolor firmado por la plantilla del primer equipo.