Primer Equipo

El Celta, un regalo antes de Navidad

La visita del Celta de Vigo, como lo fue hace dos años la del Leganés, es un regalo para el FC Andorra y para todo el país. Un partido de aquellos que quedarán en el recuerdo sea cual sea el resultado porque cada día no te visita un equipo de primera división. Pero que sea un regalo no quiere decir que el conjunto tricolor afronte el partido de mañana sin intención de competir hasta el final. El equipo se ha propuesto liarla gorda en la copa de este año y esto pasa, primero, para dar la campanada contra el Celta.

Así lo creen los jugadores y así lo dejó claro también Eder Sarabia, con un discurso valiendo a la vez que ilusionante en la rueda de prensa previa al partido. "Nos llega el regalo en nuestro mejor momento después de superar una dura eliminatoria contra el Náxara", empezó el míster tricolor. "Esta es una competición que te permite soñar. A un partido, la diferencia que evidentemente hay entre los dos equipos, quizás se puede minimizar y nosotros tenemos la ilusión de poder seguir con nuestro buen momento y dar la sorpresa", añadía Sarabia.

Sobre el Celta, el preparador tricolor fue claro. "Quizás en la liga no están todo lo bien que desearían y quizás tienen el foco puesto allí. Pero es un equipo hecho para estar en la mitad alta de primera división, con jugadores de mucha calidad y un modelo de juego muy agresivo tanto en defensa como en ataque", opinaba Sarabia que, por si había alguna duda, dejó claro que su equipo sería valiente a pesar de la visita de un conjunto de superior categoría. "No entiendo el fútbol de otro modo. Siento que si cambiamos también estaría fallando a los jugadores. Seremos valientes, intentaremos presionarles, sacarles la pelota y jugar en su campo. Está claro que tendremos que tener una atención especial y que habrá momentos que nos tocará replegar, pero cuando tengamos la pelota tendremos que saber como hacerlos daño".

Un partido más, el míster podrá contar con todos los jugadores a su disposición.

#SomTricolors