Primer Equipo

El Andorra da un paso más

Qué gran victoria del Andorra, que ha superado el equipo más en forma de la segunda vuelta en un partido que ha tenido de todo: 70 minutos de dominio tricolor y unos veinte últimos minutos de sufrimiento en los cuales el Sabadell ha conseguido robarle la pelota al Andorra y ha apretado buscando el empate.

La primera parte del conjunto de Eder Sarabia ha sido muy buena, con el equipo cogiendo el control del partido desde el inicio, cerrando el Sabadell en su propio campo. Y así, la primera oportunidad clara solo ha tardado 8 minutos en llegar y ha sido doble: disparo de Carlos que salva Emilio y, en el rechazo, Marc Fernández ha vuelto a topar con el portero visitante. Este ha sido un buen aviso de lo que estaba por venir porque apenas tres minutos después, Carlos Martínez no ha perdonado anticipándose a la defensa en un servicio de esquina y ha inaugurado el marcador.

El gol ha dado tranquilidad al conjunto tricolor, que ha seguido haciendo lo que mejor sabe: cerrar su rival a través de largas posesiones. Y así, sin sufrir en defensa, los de Eder Sarabia han golpeado en la siguiente que han tenido con el 2-0 de Marc Fernández (31’). Al Andorra le estaba saliendo el partido perfecto, el problema es que la alegría no ha sido plena porque los arlequinados han conseguido recortar distancias justo antes del descanso en la primera ocasión que han tenido. Después de un saque de banda colgado directo al área, la pelota le ha caído a la frontal a Aguza, que no ha perdonado (41’).

A pesar del gol psicológico, los locales han salido bastante bien en la reanudación y las primeras llegadas han sido tricolores: en el 48’, lo han probado Martí Riverola y Martí Vilà, y en el 58’, ha sido Rubén Bover quien ha hecho volar Emilio. Pero la más clara local ha llegado dos minutos más tarde, cuando en una excelente maniobra dentro del área, Carlos Martínez ha estado a punto de hacer el tercero que ha acabado salvando el portero arlequinado cuando la pelota ya entraba. Pero de tanto perdonar, el Sabadell ha empezado a crecer y se ha hecho con el control del partido a medida que se acercaba el final. Así, en los últimos veinte minutos ha tocado sufrir de lo lindo, pero salvo un disparo desde 35 metros de Jacobo, los catalanes no han tenido ninguna otra ocasión clara para hacer el empate.

#SomTricolors