Skip to main content
ES
Primer Equipo

Sin opciones

El Andorra cayó con contundencia en El Molinón y vio cómo se le esfumaban casi todas las opciones de salvación en un mal partido. Los tricolores han concedido demasiadas facilidades al Sporting, que ha sabido aprovecharlo para golpear cuando lo ha necesitado, dejando sin efecto los dos tantos de Iván Gil.

Los de Ferran Costa han entrado en el partido con personalidad, pero pronto se han visto penalizados. Y es que los asturianos han encauzado el partido en la primera media hora gracias a dos acciones a balón parado. En la primera, Cote ha recibido el balón en la frontal tras un saque de esquina y ha batido a Nico con un fuerte disparo ajustado al palo (11'). Y en prácticamente la segunda llegada clara de los locales, el Sporting ha doblado la ventaja en una falta lateral rematada Juan Otero al fondo de la red (28').

Los dos goles de Iván Gil, insuficientes

Entre el primer y segundo gol el Andorra había conseguido decantar el partido hacia la portería rival, pero el 2-0 ha dejado muy tocados a los hombres de Ferran Costa, que han sufrido en el último tramo del primer tiempo. Por suerte, Iker Benito ha salvado un gol sobre la línea y, en el 43', una gran maniobra de Lobete la finalizó Iván Gil con un gol que volvía a abrir el partido.

En la reanudación, el Andorra lo ha seguido intentando, pero pese a algún tímido intento de los del Principado han vuelto a ser los locales quienes han golpeado con un cabezazo de Queipo (64'). En la jugada prácticamente siguiente, Iván Gil ha recortado distancias con cañonazo espectacular con la pierna izquierda, pero la esperanza le ha durado poco al conjunto tricolor, ya que Juan Otero ha culminado una rápida transición con el 4-2. Aquí sí que el partido quedó sentenciado y sólo hubo tiempo para que Nacho Méndez hiciera más grande la herida con el 5-2 definitivo.

#SomTricolors