Un final de locura lo deja todo igual

El Andorra seguirá líder una semana más, consciente probablemente que si quiere ser campeón lo tendrá que luchar hasta la última jornada. El empate del Villarreal B ha dado cierta tranquilidad al conjunto tricolor a la hora de afrontar el duelo en El Collao, una calma que se ha ido a pique después de un final loco en que los tricolores han visto cómo se les escapaba el triunfo de las manos.

Primera parte dura para el Andorra, a quien le ha costado adaptarse al partido ante un conjunto local muy ambicioso y que ha conseguido llevar el juego hacia su terreno. Aun así, los tricolores, hoy con la segunda equipación de color lima, han sacado petróleo en una pelota muerta dentro del área que ha aprovechado Carlos Martínez para abrir la lata en el primer disparo del partido (14’). Pero el 0-1 ha dado todavía más alas al Alcoyano, que ha conseguido cerrar al Andorra en su campo a través de centros laterales y mucha disputa.

Pero los de Eder Sarabia, a pesar de no encontrarse cómodos, han resistido bastante bien, mostrando oficio y serenidad en un escenario que no se los era favorable. Tanto es así que Nico Ratti no ha tenido que intervenir en todo el primer tiempo. El problema es que como había hecho el Andorra, los locales también han hecho gol en el primer tiro a portería. De hecho en el segundo porque el empate ha llegado en el rechazo de un disparo al palo de Andy que ha aprovechado Mourad para, con Nico batido, anotar el 1-1 (41’).

En la reanudación, en cambio, los locales sí que han salido algo más animados en la producción ofensiva y, en los primeros siete minutos, Mourad ha disfrutado de dos ocasiones bastante claras para acabarle de dar la vuelta al marcador: en la primera, con todo a favor, ha rematado fuera, mientras que en el 52’, lo ha probado con un chut lejano que ha marchado rozando el palo.

Pero a partir de aquí el Andorra ha conseguido romperle el ritmo al conjunto local y el duelo se ha abierto. A pesar de que sin ocasiones claras, el juego se ha ido descontrolando hasta desembocar en la locura final. En el 83’, Alti lo ha probado y Jose Juan ha parado en dos tiempos, y justo antes de entrar en el añadido, ha llegado el segundo del Andorra: Riverola ha recuperado en medio del campo y ha asistido en el espacio por Rubén Enri que ha controlado y, con mucha sangre fría, ha superado el portero con un tiro picado. Todo parecía decidido y el Andorra mucho más cerca del objetivo, pero la alegría ha durado apenas dos minutos: en una jugada con muchos rebotes dentro del área después de un servicio de esquina, Juanan ha anotado el 2-2 definitivo.

#SomTricolors