El FC andorra ha conseguido el tercer ascenso en tres temporadas, desde la Primera Catalana hasta la Primera RFEF. Ahora el equipo Tricolor está clasificado para disùtar la segunda fase del grupo III, uno de los escalones para llegar a otro gran objectivo: la Segunda División.

«Estoy muy contento por conseguir el objetivo. Celebramos con mucha euforia después de mucho sufrimiento. Ahora nuestras fuerzas están centradas en esta segunda fase y, por qué no, luchar por un ascenso a Segunda. Cada año es muy difícil subir a Segunda, pero el reto es bonito a la vez. Tenemos a mucha gente que ha disfrutado la experiencia de jugar en categorías superiores y eso nos ayuda muchísimo», declaraba Miguel Loureiro en el programa Dia-E de RTVA.

Loureiro durante el partido contra el CE L’Hospitalet en Prada de Moles

El equipo del Principado ha certificado el ascenso gracias al empate a un gol frente al Lleida Esportiu. El FC Andorra sumó 31 puntos, claves para asegurar la tercera posición del grupo III-A, pese a que la recta final fue muy difícil.

«Era la presión y la ansiedad por conseguir el objetivo. Hemos competido y jugado muy bien, y de hecho creo que merecíamos mejores resultados. La presión se ha visto al final de la primera fase. Ahora disfrutaremos mucho de lo que viene y, por qué no, soñar con otro objetivo grande», aseguraba ‘Lou’.

Loureiro, que acumuló 951 minutos en trece partidos de la primera fase, es uno de los jugadores Tricolores con experiencia en la Segunda División, después de jugar dos temporadas en el Córdoba CF. Hoy se abre una nueva ventana para la trayectoria de los jugadores del FC Andorra, con la UD Ibiza como primer reto a superar.

«La UD Ibiza es el único equipo escapado. El resto de equipos está muy igualado. Estar a la altura de la Segunda División es un reto muy complicado, pero ahora lo asumimos sin presión e iremos a ser nosotros mismos, concentrándonos en el juego», concluía el lateral derecho.

Loureiro durante el programa de la televisión pública de Andorra