A sólo un punto del líder e imbatidos en casa. Ése es el balance del FC Andorra, que se puso al día para cerrar la primera vuelta de la liga de Segunda B. El desafío más próximo es el partido contra la UE Llagostera (domingo, 17 horas en Prada de Moles), con el cual finaliza el calendario vertiginoso de cuatro partidos en sólo once días.

“Es un partido muy importante porque los de casa hay que sacarlos adelante como sea. Han sido días muy intensos pero el equipo está preparado para sacar los tres puntos contra Llagostera”, reconocía Miguel Loureiro en declaraciones a la Cadena Ser Andorra.

Antes de la suspensión forzada de partidos, a causa de la Covid-19, el equipo Tricolor estaba en la novena posición con nueve puntos. Hoy, con la misma cantidad de partidos que el resto de equipos, suma 16 y está muy cerca del liderato del grupo III-A.

“Este grupo es muy igualado, quizás el más competitivo de España. Si no consigues sumar te recortan distancias, pero si ganas te pones arriba. Debemos competir al máximo y creo que el equipo, hasta ahora, ha estado a la altura. El balance es positivo. Seguimos en la pelea por las primeras posiciones”, remarcaba Loureiro.

Loureiro, uno de los jugadores afectados por la pandemia, además debió recuperarse de una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha que finalmente le ha privado de mayor continuidad. No obstante, en los últimos dos encuentros, ‘Lou’ ha sumado 101 de los 301 minutos que suma en la temporada.

“Estoy recuperado totalmente. No achaco nada al Covid. Hay que tener en cuenta que he estado ochenta días sin competir, por eso cuesta coger sensaciones cuando vuelves. Espero ir ganando ritmo”, admitía.