El Andorra remonta i sigue por la buena senda

Remontada y contundente victoria del Andorra, que ha superado el Espanyol B gracias a una magnífica segunda mitad. Y es que al descanso el marcador era de 1-0 a favor del conjunto blanquiazul, pero en la reanudación, los de Eder Sarabia han sido una apisonadora y han acabado ganando por un resultado, quizás ha sido un poco exagerado, pero que refleja el buen hacer de los tricolores.

La primera mitad ya ha estado bastante movida a pesar de unos primeros compases de tanteo en los que ambos equipos han luchado por hacerse con el control del balón. En el 10’, Carlos Martínez ha tenido la primera ocasión en un remate de cabeza demasiado forzado, y dos minutos más tarde, el mismo delantero ha tenido otra doble oportunidad clarísima para abrir la lata.

A partir de aquí, el duelo se ha vuelto a calmar en las áreas, si bien es cierto que el Espanyol B ha dado un paso al frente y ha empezado a dominar más. El Andorra, como siempre, intentaba salir con el balón controlado desde atrás, pero era incapaz de superar la presión del filial perico, que cuando tenía la esférica, la movía con criterio. Pese a eso, Josele vivía tranquilo, hasta que en la primera aproximación blanquiazul no ha podido hacer nada para evitar el gol de Dacosta, en una buena jugada individual (29’).

El 1-0 ha dado ánimos a los tricolores, que en el último cuarto de hora han tenido ocasiones de sobras para volver a igualar el marcador. Sin ir más lejos, justo después del gol local, Rubén Bover se ha quedado solo delante del portero rival, pero Fortuño ha evitado el empate con la punta del pie. En el 33’, Sergio Molina ha rematado fuera con todo a favor, si bien Josele ha estado salvador con una doble parada de mucho mérito unos minutos después.

Pero aún antes del descanso, los visitantes han tenido la ocasión más clara del primer tiempo cuando en una internada por banda izquierda, Marc Fernández ha caído dentro del área y el árbitro ha señalado el punto de penal. Desde los once metros, pero, el meta local ha adivinado las intenciones de Carlos Martínez y ha salvado el 1-1.

El Andorra se ha ido a los vestuarios con la sensación que, por ocasiones, el marcador era injusto, aunque no se había sentido cómodo en algunos tramos del primer tiempo. En la reanudación, eso sí, la historia ha sido completamente diferente. Ya en el 52’, Marc Fernández, con un chute des de la frontal que ha desviado ligeramente un defensa, ha anotado el empate, y cinco minutos más tarde, el extremo ha tenido otra de clara para darle la vuelta al marcador. Poco después de la hora de juego, como ya pasó ayer contra el Hospi, Eder ha cambiado a los diez jugadores de campo y las alegrías no han tardado en llegar. En el 64’, Riverola ha recogido un balón muerto en el área para anotar el 1-2. Llegar y besar el santo.

El Espanyol B había tenido una clara ocasión a los pies de Rubén con aún empate en el marcador, pero después del segundo tanto andorrano, el partido ya solo ha hecho bajada hacia la portería perica. Así, en pleno vendaval ofensivo visitante, Enri ha transformado un gran centro de Eudald en el 1-3 y, otra vez Enri, ha cerrado la goleada en el 88’ ante el equipo que le vio crecer.

 

RCD ESPANYOL: Fortuño, Rubén, Merchán, Aleix Gorjón, Mangada, Villahermosa, Antoniu Roca, Roger, Max Svensson, Julen i Raúl Dacosta; Miranda, Adrián Salguero, Baquero, Lancho, Joao Carvalho, Warrick, Erik Salguero i Miguel Carvalho.

FC ANDORRA: Josele, Altimira, Pedraza, Carlos Martínez, Marc Fernández, Sergio Molina, Zourdine, Diego González, Martí Vilà, Rubén Bover i Ivan Gil; Guti, Riera, Vilanova, Marc Aguado, Héctor, Riverola, Enric, Manu Nieto, Eudald, Pastor i Pau Casadesús.

GOLES: 1-0 (29’) Raúl Dacosta. 1-1 (52’) Marc Fernández. 1-2 (64’) Riverola. 1-3 (70’) Enri. 1-4 (88’) Enri.

#SomTricolors