El partido que todos queríamos jugar

Ahora sí. Ha llegado la hora. Desde hace semanas el partido contra el Albacete estaba marcado en rojo en el calendario y finalmente ha llegado el momento de jugársela en un partido que se prevé apasionante. Empatados a 64 puntos en lo alto de la tabla, ambos equipos llegan al duelo conscientes que el resultado puede decidir el futuro de la lucha por el campeonato. Pase el que pase no será definitivo, pero sí que puede acercar a tricolores o manchegos al soñado ascenso.

«Habríamos firmado al inicio de la temporada estar donde estamos», reconocía en la rueda de prensa el técnico Eder Sarabia, ilusionado y con ganas de afrontar la visita del Albacete al Nacional: «Estamos preparados por cualquier versión suya», explicaba el preparador vasco, consciente que los manchegos su uno de los conjuntos «que más variantes tiene». «Es un equipo que nos pondrá las cosas difíciles, que en momentos determinados nos superará y tendremos que estar preparados por eso».

Pero para contrarrestar todos los peligros del conjunto castellano, Sarabia contará con un equipo que afronta el duelo con confianza y con una afición tricolor que llenará el Nacional. «Seguro que habrá uno ambientara que será histórico», aseguraba el técnico, contento por la buena sintonía que se ha creado entre equipo y afición en los últimos meses: «Es muy bonito el que estamos viviendo. Este ambiente que hay en el país y estas ganas e ilusión».

Para el duelo, solo Diego González será baja puesto que Aguado e Iván Gil se han recuperado ya de los problemas físicos que arrastraban.

#SomTricolors