El Juvenil rompe la mala racha con un gran triunfo

El Juvenil del Andorra puso fin a la racha de cuatro partidos sin conseguir la victoria con un triunfo trabajado en la visita del FIF Lleida, cuarto clasificado de la liga. Los de Richard Imbernón, que ya en la última jornada dejaron una buena imagen contra el Enfaf, hicieron un encuentro muy serio y acabaron llevándose los tres puntos.

Desde el inicio, los tricolores se hicieron con el control del partido, ante un conjunto leridano que esperaba muy plantado en su propio campo para hacer daño al contraataque. Y cada cual con sus armas, ambos equipos disfrutaron de opciones para abrir la lata: Matías tuvo dos ocasiones clarísimas ante el portero, pero la primera salió fuera y la segunda la salvó el meta visitante, mientras que por su parte, el FIF Lleida tuvo su oportunidad en una rápida transición que no acabó en gol gracias a una gran intervención de Arnau Maench. La falta de goles del primer tiempo, bien pronto quedó arreglada en la reanudación cuando Rodrigo anotó el 1-0 justo en el primer minuto del segundo tiempo. Pero la alegría duró muy poco en el cuadro tricolor, puesto que los visitantes encontraron el empate cinco minutos después.

Todo volvía a estar como en el inicio, pero el Juvenil siguió buscando el gol que le diera un triunfo largamente buscado. Primero, Nico Pauls tuvo una buena opción para romper la igualada, pero finalmente el gol llegó en el minuto 70, en una genialidad de Gino: desde casi el medio del campo, el jugador tricolor sorprendió el portero visitando con un gran disparo. A partir de aquí, los del Segrià dieron un paso adelante, pero el Andorra resistió bien e, incluso, estuvo a punto de sentenciar por medio de Tiago.

#SomTricolors