El Filial se avanza pero se le va el duelo en dos minutos fatídicos

El Andorra B sigue sin acierto ni fortuna y en el primer partido del año lo sufrió en su máxima expresión. En su duelo contra el Torrefarrera, en un Prada de Moles nevado, los de Àlex Rodríguez hicieron una gran primera mitad, pero perdonaron en los metros finales y lo acabaron pagando caro en la reanudación por culpa de dos goles en dos minutos.

El partido no habría podido empezar mejor por los intereses del conjunto tricolor que se avanzó apenas en el minuto 3. Andrés recogió un buen pase el espacio para, en el segundo remate, abrir el marcador. El 1-0 le probó al Filial, que siguió dominando y atacando, buscando ampliar la ventaja. Y por ocasiones, no fue. El problema es que al equipo le volvió a faltar acierto en los metros finales como en los últimos partidos de 2021.

Otra vez Andrés se plantó solo ante el portero visitante, pero en el pase de la muerte para Marc, este llegó forzado y chutó al cuerpo del guardameta. Poco después, Andrés volvió a tener una cuando le robó la pelota al meta rival, pero sin ángulo no se atrevió a hacer el remate. Y todavía en el primer tiempo, Marc lo volvió a probar con un disparo que se marchó muy cerca del palo. Pero los minutos iban pasando sin que llegara el segundo y la nieve que iba cayendo hacía que cada vez fuera más difícil jugar. Y así se llegó al descanso.

En la reanudación, con el campo cada vez más pesado e impracticable, el Filial fue bajando el ritmo y el Torrefarrera se fue encontrando más cómodo con un duelo más físico y de disputa. Ya no sufría atrás y lo acabó aprovechando para darle la vuelta al marcador en un abrir y cerrar de ojos. En el 70, Miquel hizo el empate y, en la jugada prácticamente posterior, llegó el segundo jarro de agua fría después de una pérdida de pelota que acabó con el 1-2 que ya sería definitivo.

#SomTricolors