El FC Andorra tira de orgullo para empatar el partido y sigue invicto en Prada de Moles

El FC Andorra empató 2-2 contra el CE Sabadell. El conjunto arlequín sorprendió con dos goles tempraneros y obligó al equipo de Gabri García a igualar el marcador.

11 tricolor (Ratti, Vilanova, Forgas, Riverola, Gaffoor, Casadesús; Loureiro, Jilmar, Martos, Rubén i Mussa Jr)
Foto | Natàlia Ferré

Que el partido se antojaba complicado era de prever, pero el enérgico inicio de los jugadores arlequines sorprendió a los presentes en Prada de Moles. En una fría tarde en Encamp, los jugadores tricolores saltaron al césped con ganas de luchar por la victoria, pero dos goles en el inicio de partido obligaron a los hombres de Gabri García a remar a contracorriente. El primer gol visitante llegó en el minuto 4 de partido, donde un balón procedente del córner, era peinado por Aleix Coch que a su vez la hacía llegar a Néstor Querol, que no perdonaba. Dos minutos más tarde llegaba el segundo cuando el árbitro del encuentro no señaló una falta sobre Gaffoor que quedaba tendido en el suelo, hecho que aprovechó Josu para centrar a Edgar Hernández que remataba al fondo de la red con un testarazo.

A pesar de contratiempo de verse dos goles abajo con todo el partido por delante, el FC Andorra se rearmó rápidamente. Encontró la forma de recuperar la posesión para trabajar el ataque con la paciencia que le caracteriza. A pesar de la oposición del Sabadell, los tricolores comenzaron a llegar con peligro a la portería de Mackay. Dos disparos a puerta, primer Forgas y posteriormente Casadesús, fueron la antesala del primer gol tricolor. En una acción precipitada, Mackay tocó dos veces consecutivas un balón parado, hecho que provocó que el juez de la contienda señalara falta indirecta a favor de los tricolores. La falta picada por Riverola, se encargó de rematar a gol Rubén Bover, poniendo el 1-2 en el marcador. Cuando más lanzados iban los andorranos a por el empate, el árbitro enseñó una segunda amarilla muy rigurosa a Casadesús por una acción en el centro del campo cuando el 20 tricolor disputaba un balón dividido. Eso obligó a los jugadores de Gabri García a remar a contracorriente en la reanudación. Ya en los minutos finales, el técnico tricolor fue a por el empate dando entrada a Aimery Pinga al campo y eso surtió efecto. En una acción donde el francés aguanta el balón en el córner, este llegaba a Bover que centraba al segundo palo para que Forgas rematara el balón al fondo de la red haciendo el 2-2 y provocando la celebración de toda la grada de Prada de Moles.

ZONA MIXTA

El técnico tricolor Gabri García, habló en zona mixta valorando positivamente el empate, que confirma el carácter ganador del equipo: “Es verdad que hemos empatado, pero cada partido es distinto y el de hoy, después del 0-2, es una muestra del carácter y el sacrificio de este equipo”. Quién también habló fue Rubén Bover haciendo bueno el punto conseguido: “Después de ir por detrás, el punt es positivo, a pesar que es obvio que queríamos ganar, hemos de valorar seguir invictos en casa”. Sobre el próximo partido, el mallorquín destacó que “la Copa del Rey nos hace mucha ilusión y más sabiendo que el premio es jugar contra un primera. Queremos ganar aquí también con el apoyo de nuestra gente”.

PRÓXIMO PARTIDO

El FC Andorra debutará esta temporada en la Copa del Rey, disputando contra el CE Andratx la ronda previa. Será el miércoles en Prada de Moles a les 19h.