Quedan solo dos partidos para terminar la competición y los de Gabri García dependen de ellos mismos para cumplir el sueño de ascender a Tercera División.

El Andorra se enfrentó al C.F. Borges Blanques, un equipo que lucha por la permanencia. Un duelo entre dos equipos que, aún luchando por objetivos diferentes, necesitaban los tres puntos.

Empezaba el partido y los locales salían a por todas. En el minuto tres el Borges Blanques abría el marcador con un golazo. Joan Torné enviaba la pelota al fondo de la red con un disparo desde la frontal del área. Tras avanzarse en el marcador, los de Les Garrigues tuvieron la oportunidad de hacer el segundo, pero el trabajo defensivo del Andorra lo evitó. Los tricolors , que sabían que una victoria los colocaba líderes, no bajaron los brazos, y en el minuto 13 Tacón hacía el empate con un disparo, también desde la frontal. Con el gol de Tacón, el partido se igualaba y se llegaba al descanso con el empate.

En la reanudación, los locales tuvieron dos ocasiones claras, Eudald y Aitor lo probaban, pero Ratti, solvente como siempre, no permitía al Borges Blanques hacer el segundo. En el minuto 53, Forgas remataba un centro de Ludo y hacía el 1 a 2 que ponía al Andorra por delante. En el minuto 78, los de Les Borges Blanques se quedaban con diez jugadores después que Pelegrí viera la segunda tarjeta amarilla. Los tricolors, con un jugador más, querían sentenciar el partido y Forgas volvía a aparecer, esta vez con menos fortuna. Finalmente, en el último minuto de partido, Kiki hacía el 1 a 3 definitivo.

Gracias a este resultado favorable y la derrota del Viladecans, el FC Andorra consigue escalar una posición y liderar la clasificación.