El Futbol Club Andorra no pudo hacerse con los tres puntos en su retorno a Segunda B, ya que cayó derrotado ayer por dos goles a cero en la Ciudad deportiva Dani Jarque.

(De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Bover, Riverola, Ernest Forgas, Adrià, Martos, Ratti; Musa Jr., Moha, Oriol Dot, Palanca, Fede Bessone)
Foto: Xavi Tamurejo

El conjunto de Gabri Garcia saltó al terreno de juego con la novedad de Musa Jr en el once inicial, un jugador que llegó unas semanas al club y que tuvo tiempo de ser de los jugadores más destacados del partido. El enfrentamiento se inició con un juego bastante dividido, que ya hacia presagiar la igualdad que habría entre los dos conjuntos. El partido, jugado a las 12 del mediodía bajo un sol radiante, hacía que los jugadores se fatigaran rápidamente por el calor.

De los tricolores el que mejor entró en el partido fue Moussa Sidibé, desbordando a su par por banda derecha y llegando con peligro al área. El de Mali chutó un balón que se marchó cerca del palo derecho de la portería de Adri López, ayer bajo palos del Espanyol B. Entrado el minuto 20, los tricolores se vieron obligados a luchar por la posesión de la pelota, enfrente un medio de campo local dónde Manchón y Damià empezaban a encontrarse. Fruto de esta división llegaron las ocasiones blanquiazules, la primera a pies de Nacho que remataba al fondo de la res una pelota dentro del área pequeña, pero que el árbitro anuló por fuera de juego.

A pesar de estas llegadas, el FC Andorra recuperó el buen juego y llegó con peligro antes del descanso. La más clara a pies de Palanca, que cruzaba la línea divisoria, la daba al espacio a Moha, que regateaba a Víctor y llegaba a línea de fondo y la centraba en el primer palo, donde no llegó Rubén Bover por muy poco. Así pues, el marcador llegaba con empate sin goles a pesar de las ocasiones tricolores.

Moussa Sidibé en una acción de partido frente Soria, lateral blanquiazul
Foto: Xavi Tamurejo

En la reanudación, el partido siguió al mismo ritmo, pero con un Espanyol B que dio un paso al frente. Los tricolores comenzaron a sufrir las altas temperaturas y los locales lo aprovecharon para sentenciar el partido con dos goles. El primero en el minuto 55 con suerte, donde Max Marcet se encuentra un rechace de la defensa tricolor que le cae a su pierna buena, controla y define dentro del área al fondo de la red de la portería de Ratti, que poco pudo hacer a pesar de la salida. Nueve minutos más tarde, el segundo. El colegiado castigó con penalti una falta dentro del área de Adrià Vilanova, titular ayer en la zaga junto a Martos, que cometió sobre Moha, delantero periquito. Aunque el defensa tricolor aseguró no haberlo tocado, el colegiado castigó la acción con penalti. Una pena máxima que se encargó de transformar el mismo Moha, poniendo un 2-0 en el luminoso que a la postre seria definitivo.

A pesar de la desventaja, los tricolores no se rindieron. Gabri García dio entrada a Ludo y Tacón, que tuvo una ocasión muy clara en el minuto 79 después de una gran acción de Riverola, que la dejaba a Pachón (tercer cambio), y éste se la devolvía al 20 tricolor solo dentro del área. Tacón disparó entre los tres palos, pero Adri López rechazó el disparo no sin dificultades.

Aunque el Andorra empujó en el tramo final, el RCD Espanyol B se llevó los tres puntos en la primera jornada de liga. Al final del partido, habló el técnico Gabri García que destacó que “en la segunda mitad, aunque quisimos continuar con la buena dinámica de la primera, nos ha penalizado un poco la desconcentración y esto nos ha costado dos goles”. A pesar de este tropiezo, destaca el técnico tricolor que la lectura debe ser positiva dado que “la primera parte ha sido buena y respecto la segunda tocará mejorar” sobre todo porque “esto acaba de comenzar”.

Quién también habló en zona de prensa fue Fede Bessone, capitán ayer contra el Espanyol B. El lateral tricolor destacó sobre manera la igualdad de la categoría: “ha sido un partido típico de Segunda B, donde los dos equipos hemos competido desde el inicio con ocasiones para los dos equipos”. Respecto la segunda mitad, destaca que “se decidió por pequeños detalles donde los blanquiazules estuvieron de suerte”.

PRÓXIMO PARTIDO

La próxima jornada el FC Andorra debuta en casa. Será domingo a las 12:00h en Prada de Moles contra el CF Badalona, conjunto que viene de perder 0-2 en la primera jornada en el derbi contra el FC Barcelona B.