Tras una segunda vuelta espectacular y su proclamación como campeones de liga, los tricolors tenían la oportunidad de cerrar de la mejor manera posible una temporada para el recuerdo. El pasado domingo se disputaba en el Congost de Manresa la final de la Copa Catalunya Amateur entre la UE Vilassar de Mar y el FC Andorra. Este año la copa tenía un aliciente especial, ya que el ganador accedería a la fase previa de la Copa del Rey.

Se iniciaba el partido y el duelo no defraudaba, y la intensidad quedaba plasmada desde el primer minuto. Los andorranos, que tenían el control de la pelota, no conseguían superar a los del Maresme, que con una alta presión complicaban las cosas a los tricolors. La primera ocasión del partido la generaban los catalanes, pero Ratti atrapaba el balón sin dificultad. La ocasión más clara para los de Vilassar llegaba tras una falta en la frontal del área, pero Ratti de nuevo, mantenía la portería a cero. Tras este aviso, el equipo reaccionaba y empezaba a generar un juego más directo.

En el minuto 26, Tacón arrancaba por la banda para asistir a Forgas, que atento y bien colocado, enviaba la pelota al fondo de la red. Con el gol, los del Principado conseguían más profundidad y llegadas, y en el minuto 38, gracias a la presión de Forgas, el equipo lograba robar el balón para terminar haciendo el 0 a 2 definitivo.

Se esperaba la reacción del Vilassar de Mar en la reanudación de la segunda parte, pero los tricolors, con el dominio de la pelota, lograron mantener el resultado y seguir teniendo el control del partido. El Andorra tenía alguna oportunidad más, como un chute en el minuto 65 de Tacón que se iba por encima del travesaño.

Con el pitido final, arrancaba la fiesta. Campeones de liga y campeones de la Copa Catalunya Amateur. El buen trabajo de la temporada tuvo su recompensa, una temporada histórica para nuestro club que volverá a disputar la Copa del Rey 24 años después.