El Andorra rompe el maleficio

La primera victoria a domicilio ya está aquí! Ha costado siete partidos, pero finalmente el Andorra ha podido celebrar el primer triunfo lejos de su estadio, justo la semana después del primer tropiezo en casa. En un partido sin muchas ocasiones, la victoria ha llegado gracias a una diana a las postrimerías de Adrià Vilanova, que ha aprovechado un rechazo para ligar la victoria con un gol de oro.

Con un césped en no muy buen estado y ante un rival muy bien plantado sobre el terreno de juego, al Andorra le ha costado bastante imprimir ritmo al juego. La posesión, como es habitual, ha sido mayoritariamente tricolor, pero las aproximaciones en las áreas han brillado por su ausencia: tanto en un lado como en el otro. De hecho, en el primer tiempo, solo dos disparos lejanos de Facu Garcia y Aguza y un gol anulado a Zourdine por un fuera de juego claro han podido desequilibrar la igualdad en el marcador.

En la reanudación, los de Eder Sarabia han salido con una marcha más y Carlos, en un par de ocasiones, ha rozado el 0-1. Pasado el cuarto de hora, pero, el duelo ha vuelto a la calma de la primera mitad y el tiempo ha ido pasando sin que pareciera que ningún equipo pudiera romper el empate. De hecho, la mejor ocasión en estos segundos 45 minutos ha sido arlequinada en una acción bastante afortunada en qué Nico Ratti ha tenido que volar para salvar el 1-0 en un mal rechazo de Vilanova (67′). Pero cuando menos se lo esperaba, el Andorra se ha encontrado el gol en el minuto 89: Kike Royo no ha estado acertado a la hora de blocar un chut de Ivan Gil, el balón ha dado en el palo i Vilanova, a placer, ha hecho un gol que vale tres puntos de oro.

#SomTricolors