Partido redondo del conjunto de Eder Sarabia, que ha dominado y vencido con convicción a todo un Eibar. Los tricolores, que han merecido sentenciar mucho antes, se han impuesto con goles de Sergio Molina y Hector Hevel, pero han disfrutado de todas y cada una de las ocasiones del encuentro para conseguir, incluso, un resultado mucho más contundente.

Primera parte de libro del Andorra, que le ha robado la pelota al Eibar desde el primer minuto y se ha mostrado muy superior. Tanto es así, que todas las ocasiones han sido tricolores: la primera de todas, un intento de vaselina de Carlos en el 14’ que ha salvado Yoel con la punta de los dedos. Unos minutos después, ha sido Christos quien ha vuelto a topar con el portero visitante, pero en el 21’, Sergio Molina no ha perdonado después de una buena combinación con Almpanis.

Todas le ponían al Andorra, que lo ha seguido intentando, desdibujando un Eibar que solo se ha podido defender en los primeros 45 minutos. Antes del descanso, Hector ha vuelto a estar cerca del gol, pero Yoel ha enviado a córner su disparo lejano.

En la reanudación, el partido ha seguido igual y los tricolores solo han necesitado dos minutos para volver a poner prueba a Yoel cuando Germán se ha plantado solo ante el portero visitante en un rápido contraataque pero ha chutado demasiado flojo. En el 55’, Héctor ha chutado demasiado centrado y unos minutos después la ha vuelto a tener Carlos. El gol no llegaba, pero el dominio seguía siendo total y Bakis ha tenido todavía tres oportunidades más para hacer el gol de la tranquilidad, que ha acabado llegando en la última jugada del partido gracias a un espectacular cañonazo de Hector Hevel.

#SomTricolors